Las marcas que empiezan a anunciarse en televisión duplican su notoriedad

Tal y como señalábamos hace unos días, BMW ha multiplicado por dos su notoriedad en su vuelta a la televisión con la campaña ‘Volver’. Una situación común a todas aquellas enseñas que en las últimas semanas están reactivando su presencia en el medio, señala un estudio de Ymedia, en un momento en el que las audiencias televisivas se mantienen en cotas elevadas, aunque den signos también de cierto estancamiento frente al enorme incremento tras el inicio del confinamiento.

Por el contrario, indica este análisis, las marcas que han desaparecido de la televisión durante este tiempo, han visto caer su notoriedad a un tercio.
La mayor o menor presencia en televisión, apuntan los responsables de la agencia, “es seguramente uno de los mejores indicadores de cómo las marcas empiezan a salir del confinamiento para comunicar sus mensajes de forma masiva y hacerlos relevantes”. Para medir el grado de vitalidad de la actividad publicitaria que se está desarrollando en televisión, Ymedia ha desarrollado el índice IDP, Índice de Dinamismo Publicitario, que concentra la información de dos indicadores clave: el número de marcas/campañas y el de GRPS a 20” que están emitiendo esas marcas. Según este índice, el inicio de la reactivación de la comunicación de las marcas en el entorno televisivo se sintetiza en un +2,2%.

Apunta también el informe que son las marcas y los sectores clave de la economía los primeros en reactivarse. Por orden de crecimiento, el primer sector es el de Automoción, que ha comenzado su desescalada con el liderazgo de BMW “que ha aprovechado el espacio en blanco que existía en televisión” y que ha sido seguido por marcas como Seat o Hyundai. Le sigue el de Gran Consumo, en el que se aprecia una mayor dispersión de marcas en cuanto a presión y lo encabezan Danone, Nespresso y Heineken. El ranking del sector de Telecomunicaciones está liderado por las tres principales operadoras: Movistar, Orange y Vodafone. En cuanto a marcas de Distribución (que ha destacado a lo largo del confinamiento por sus buenos datos de recuerdo y notoriedad) destacan: Amazon, Lidl e Ikea. Y en el caso del sector finanzas (otro de los que ha mantenido a lo largo de este periodo mejores datos de recuerdo y notoriedad) son tres las marcas que lideran el ranking: Mediolanum, Bankinter e ING.

“Estas marcas se están beneficiando de la mayor receptividad a la actividad publicitaria que se está produciendo actualmente en términos de notoriedad”, señalan los responsables del informe.

Fuente: http://ow.ly/fNUx30qFU88

Cómo afrontar una vídeo-entrevista con éxito

Desde que el pasado 14 de marzo se decretase el estado de alarma como consecuencia del COVID-19, los procesos de selección en las empresas han cambiado. Las entrevistas presenciales a candidatos se han reducido prácticamente a la totalidad y, en la actualidad, la mayoría de las compañías optan por conocer a los candidatos de manera virtual.

De este modo, según recoge un análisis del Grupo Adecco, líder mundial en la gestión de Recursos Humanos, durante los pasados meses de marzo y abril, las vídeo-entrevistas han incrementado su uso en un 150%.

Decálogo para afrontar con éxito una video-entrevista

De cara a afrontar un proceso de selección online, y ya que todo apunta a que al menos mientras se prolongue el estado de la alarma y la desescalada la mayoría de los procedimientos serán virtuales, los expertos del Grupo Adecco han elaborado un decálogo que contribuirá a que la vídeo-entrevista se supere con éxito.
1.Elige un espacio tranquilo y sin ruidos externos que puedan dificultar la llamada.
2.Comprueba previamente que tanto los auriculares como la cámara y el micrófono del ordenador funcionan perfectamente. También, que la imagen es la adecuada. Siempre que puedas, utiliza auriculares con micrófono.
3.Cuida la iluminación. Por ello, la fuente de luz —una lámpara o una ventana— debe situarse delante del usuario y ser indirecta y nunca colocarse detrás para evitar el efecto contraluz.
4. Colócate para aparecer centrado, en el medio de la imagen. Lo ideal es que sea plano medio (hasta por debajo del pecho) y que la cámara quede a la altura de los ojos. Es importante que te asegures de salir perfectamente enfocado.
5.Durante una vídeo-entrevista grupal, es fundamental activar el micrófono cuando se va a intervenir y desactivarlo cuando no se está hablando. Esto evitará interferencias y ruidos externos.
6.Es importante que conozcas herramientas como Zoom Video y Microsoft Teams, las plataformas de videoconferencias más utilizadas por las empresas actualmente.
7.Aunque sea una vídeo-entrevista, muéstrate tal cual eres, debes ser sincero y natural.
8.No descuides la forma de vestir aunque estés en casa. La vestimenta ha de ser correcta, bien cuidada y acorde a la cultura de la empresa que te está evaluando.
9.Es aconsejable cuidar el entorno. Todo lo te rodea en la ubicación que has elegido para la video-entrevista dice cosas sobre ti.
10.Es muy importante que cuides el lenguaje corporal: espalda recta y actitud relajada. No cruces los brazos en ningún momento y mira siempre a la cámara.

En cuanto a cuáles son las cualidades de los candidatos si se compara un proceso online con uno presencial, las capacidades como la comunicación, el manejo de herramientas digitales, la motivación y la capacidad de adaptación a nuevos entornos siguen siendo claves.

Fuente: http://ow.ly/tGQn30qFU7C

Cruzcampo anima a tomarse la primer a caña en los bares a ritmo de sevillanas

«Vuelve al bar donde te tomaste la penúltima, para tomarte la primera’”. Con este mensaje se presentaba el primer anuncio de #Fuerzabar, la campaña de Cruzcampo en apoyo a los bares y restaurantes, en la que podíamos ver a un hostelero tirando una caña sin cortes, sin adornos ni florituras. Ahora, el anunciante ha estrenado la segunda entrega, igualmente sencilla. “Cara a cara” pone toda la atención en un primer plano de una caña de Cruzcampo en un bar, mientras suena una versión contemporánea de la conocida sevillana.
Con esta nueva pieza, Cruzcampo manda un mensaje de apoyo a los profesionales del sector mientras invita a los consumidores a volver a su bar de siempre, o bien adelantar su ronda en la plataforma www.fuerzabar.es en caso de todavía permanecer cerrado. La creatividad, que se difunde en televisión e internet, es de Ogilvy y los medios los maneja RedStar.
“Se acerca el ansiado momento de poder disfrutar de esa primera cerveza en nuestro bar de siempre.
Desde Cruzcampo hemos estado al lado de nuestros bares y restaurantes desde el inicio de esta crisis, con la puesta en marcha del movimiento #Fuerzabar, al que ya se han sumado grandes empresas y marcas y al que ahora invitamos a sumarse a toda la sociedad. Ahora cada uno de nosotros podemos demostrarles nuestro apoyo adelantando ya esa primera ronda que nos tomaremos cuando vuelvan a abrir sus puertas, sea cuando sea”, comenta Esteban Velasco, responsable de marketing de Cruzcampo.
El anuncio de nuevo pone cara a cara al consumidor con esa primera caña, ‘La Primera’, como símbolo del esperado reencuentro con los bares y restaurantes, que tuvieron que echar el cierre por el bien de todos. “Desde el día uno que cerraron los bares, ya estábamos pensando en qué hacer el día en que se comunicara que podrían volver a abrir.
Si antes de que se detuvieran nuestras vidas en seco siempre hablábamos de tomarnos “la penúltima», el día que nos volvamos a ver en un bar el protagonismo absoluto lo tendrá otra cerveza: La Primera”, comentan Juan Pedro Moreno y Javier Senovilla, directores creativos de Ogilvy, agencia responsable de la campaña.
En la misma, destaca la composición musical encargada ad-hoc a la artista Noemí Carrión y producida por Zip Zap.
Cruzcampo, como otras marcas de Heineken España, pusieron en marcha a finales de marzo con la aportación inicial de 15 millones de cañas.
Ahora, es el turno de los consumidores, que pueden adelantar su ronda en miles de bares y restaurantes inscritos de toda España.
Fuente: http://ow.ly/exiS30qFU6K

El COVID-19, una tormenta que pone a la industria publicitaria al borde del naufragio

La pandemia del coronavirus amenaza convertir en un erial una industria, la publicitaria, que era hasta hace no mucho era un auténtico vergel y que afrontaba el año con un notable incremento en la inversión.

Con la gente confinada en casa durante una cuarentena que se presume inevitablemente larga, ¿adónde irá a parar el gasto publicitario de los anunciantes? ¿Se quedará «enjaulado»? En parte sí, pero todo hace prever que buena parte de la inversión publicitaria se concentrará en las próximas semanas en la televisión y en internet, que son, al fin y al cabo, los medios más consumidos durante el periodo de confinamiento. Esta es al menos la apuesta de Florian Adamski, CEO global de OMD, un hombre que sabe muy bien de lo que habla. Solo durante el año pasado Adamski gestionó desde la filial de Omnicom la friolera de 18.000 millones de euros en publicidad.

Las palabras de Adamski son un hilo de esperanza para una industria que ya se pone en lo peor desde que la crisis del coronavirus irrumpiera en el horizonte hace ya un par de semanas.

Con las ligas de fútbol en suspenso, la Eurocopa aplazada al año que viene y los Juegos Olímpicos definitivamente postergados, a los sponsors no les queda otra que reprogramar sus campañas, esas que tantísimo dinero iban a verter en las arcas de la publicidad en 2020.

El COVID-19, un mazazo imprevisto para la industria publicitaria

La paralización en la que está sumida la industria publicitaria ha terminando también afectando a la industria cinematográfica y a las campañas publicitarias que hay solapados a muchos de sus estrenos.

En algunos sectores, el del turismo en particular, el «tijeretazo» en el gasto publicitario está siendo particularmente preocupante. Lufthansa tiene, por ejemplo, la intención de reducir su inversión publicitaria «a la mínima expresión» durante las próximas semanas.

Todo esto «tendrá naturalmente un impacto masivo en la industria publicitaria», reconoce Adamski en declaraciones a Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ). «Los presupuestos de publicidad han sufrido recortes en todo el mundo durante los meses de febrero y marzo», dice. Y muchos de los recortes se han traducido en meros aplazamientos, pero se espera que la crisis se deje notar (de manera particularmente notoria) también durante el segundo trimestre del año.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo en Alemania por la asociación de agencias GWA, en más de 80% de las agencias ha habido proyectos cancelados o pospuestos durante los últimos días como consecuencia del COVID-19. Y más del 50% cuenta con un recorte significativo en su facturación de cara a 2020.

Que la industria publicitaria se haya quedado en estos momentos varada en medio de la nada es tan normal como preocupante a ojos Thorsten Hennig-Thurau, profesor de marketing de la Universidad de Münster. «Los presupuestos se recortarán inevitablemente durante un tiempo. La gente ya no va comprar o adquiere solo lo básico, por lo que la publicidad con el foco puesto en el branding tiene un efecto muy limitado en las ventas», explica.

La digitalización juega a favor de la industria publicitaria (pero también en contra)

Por su parte, Andreas Schubert, presidente de la Asociación Central de la Industria Publicitaria de Alemania (ZAW), cree que las comparaciones de la actual crisis del COVID-19 con la crisis económica de 2008 son tan odiosas como poco pertinentes. Por aquel entonces industria publicitaria sufrió un colapso del 7% durante un brevísimo periodo de tiempo. Actualmente la industria es «mucho más digital» y está, por ende, mejor preparada para lidiar con eventuales pérdidas.

Más allá de que la gente sigue consumiendo publicidad online durante la cuarentena, las agencias tienen perfectamente imbricado el «home office» en sus métodos de trabajo, algo que no sucedía hace diez años.

Así y todo, la digitalización hace más fuerte a la industria publicitaria, pero simultáneamente la confronta también con no pocas vulnerabilidades. A diferencia de lo que sucede con la publicidad televisiva y la publicidad exterior, donde las campañas se reservan con semanas e incluso meses de antelación, en Facebook y Google las campañas se contratan a corto plazo. Y eso permite mucho margen de maniobra a los anunciantes a la hora de garantizar su propia liquidez.

Según los primeros análisis (que hoy probablemente serán aún más lóbregos), Facebook verá este año cercenada su facturación en casi 2.000 millones de dólares.

Por otra parte, conviene hacer notar que el tiempo creciente que el consumidor invierte en la red de redes no es necesariamente atractivo para los anunciantes. «Gran parte de ese tiempo se dedica al consumo de noticias sobre el coronavirus», advierte Adamski. Y lógicamente hay marcas que no desean ver su nombre asociado a la pandemia, enfatiza.

De todos modos, la crisis del COVID-19 brinda también nuevas oportunidades a los anunciantes. Puesto que la demanda de publicidad está cayendo, se están desplomando también los precios. Y eso invita a algunas marcas a poner el foco en «campañas puntuales orientadas al corto plazo». Sin embargo, también las campañas a largo plazo pueden tener atractivo para determinados anunciantes. «Para las firmas de inversión este puede ser, por ejemplo, un buen momento para hacer campañas de ‘brand building’ a costes asequibles», destaca Adamski.