Lista Robinson: se acaba la paradoja de que se comparta y nace una API de pago

En la actualidad, la Lista Robinson cuenta con más de un millón de usuarios registrados que se oponen a recibir impactos publicitarios por los canales designados. La consulta del fichero Robinson es obligatoria antes de realizar cualquier emisión publicitaria vía mailing, telemarketing, emailing o SMS, a fin de garantizar que ninguna de las personas registradas en él recibe impactos publicitarios. El incumplimiento de esta obligación -consulta y eliminación de estos usuarios de las bases de datos de potenciales clientes- puede acarrear multas de hasta veinte millones de euros o de una cuantía equivalente al cuatro por ciento de la facturación de la empresa responsable.

Hasta el pasado 18 de febrero, se deba la paradoja de que el fichero con los datos personales del millón de robinsones era la base de datos más compartida y accesible. De manera mensual, Adigital la hacía pública a fin de que las empresas pudieran consultar los contactos coincidentes entre sus bases de datos y el referido fichero para – si actuaban de un modo ético y acorde a la ley- excluirlos de los envíos. Aunque dichas empresas cumplieran con el deber de excluir a los robinsones, “¿qué lógica hay en compartir masivamente los datos de quienes tienen especial interés en mantenerlos ocultos?”, apunta Gerardo Raído, Chief Digital Officer de DataCentric.

Adigital ha puesto fin a esta anomalía metodológica y en este mes ha publicado la última Lista Robinson. En su lugar, la consulta se realizará a través de una API de pago que anonimiza los datos aportados por las empresas, los cruza con la Lista Robinson y devuelve la información indicando si el registro es Robinson o no. Para realizar esta consulta es necesario disponer de una herramienta propia que conecte con la API. Asimismo, para que la consulta funcione correctamente, las empresas deberán haber sometido sus bases de datos a un pre-proceso de calidad que evite e falsos positivos y estarán obligadas a guardar evidencias que prueben cada consulta.

Se trata de un importante paso en la protección efectiva de los datos del usuario para el que las empresas deberán estar preparadas. DataCentric, empresa homologada por Adigital, ofrece el servicio completo, disponible en su plataforma de Big Data: pre-procesa los registros para mejorar el cruce, minimiza los tiempos de respuesta, y gestiona el almacenamiento de las evidencias de cada consulta. Todo ello, con las máximas garantías de seguridad en la gestión del dato que aporta la certificación ISO 27001.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *