Cómo poner a punto tu tienda online en medio de la crisis por el coronavirus

Que el coronavirus está causando estragos en la economía es algo evidente, pero ante las cifras del aumento del desempleo o la caída de los mercados, hay otras que resultan esperanzadoras: el repunte del comercio electrónico. Según datos recientes de la consultora Nielsen, el mercado de gran consumo creció un 16,2% en la segunda semana de confinamiento, respecto a la misma semana del año anterior. Las compras en internet alcanzaron un aumento récord del 73,7%.

Mientras que la sensación generalizada es que se ha parado el mundo, pues estamos obligados a permanecer en casa, hay actividad que no solo subsiste, sino que crece. Y eso apunta a un necesario cambio de modelo: las tecnologías digitales permiten que haya menos aglomeraciones y desplazamientos, que es precisamente lo que se ha limitado para frenar el nuevo coronavirus. ¿Hacía falta una pandemia para que nos diéramos cuenta?

No se trata de que todo el mundo se lance ahora al comercio online sin un mínimo de preparación o de medios, pero quien lo haga debe adaptarse a los nuevos tiempos.

1. Ofrece seguridad

Desde que comenzaron las medidas de aislamiento, se ha alertado sobre ciertos riesgos en el uso de herramientas digitales, desde apps para hacer videollamadas a tiendas falsas. Hasta los usuarios más confiados necesitan tener garantías, así que hay que trabajar ciertos aspectos y trasladar que así se ha hecho.

Hablamos de contar certificado SSL, ofrecer varios métodos de pago seguro y trasladar de forma clara y precisa la política de privacidad, la de devolución y las condiciones legales. Asimismo, y por una cuestión de transparencia, convendría incluir valoraciones de los clientes y datos de contacto para revolver incidencias.

2. Sé honesto con tus clientes

Es el primer aspecto a considerar para saber de qué trata el comercio electrónico: la relación de confianza que logres construir con el cliente será clave en el éxito de la tienda online.

En tiempos de coronavirus, es posible que tengas problemas para abastacerte con nuevos productos o que la empresa de logística con la que solías contar para las entregas esté saturada. Si e así, informa a tus clientes sobre posibles retrasos y busca alguna compensación, como el reembolso si pasa un tiempo considerado asumible.

3. Amplía el stock

Infórmate sobre los productos que más se demandan durante el confinamiento, y si tu tienda online vende alguno de ellos, procura tener un stock suficiente. Se trata de no bajar la guardia aunque se suponga que ya queda menos tiempo de confinamiento del que llevamos.

Si los productos vienen de fuera, por ejemplo de China, con más razón.

4. Cuenta con proveedores locales

Quizás sea el momento de repensar tu estrategia. Si tienes una tienda dropshipping surtida con alguno de los grandes del sector, puede que este sea el momento adecuado para buscar la exclusividad de un proveedor local. Ante la situación que estamos atravesando, probablemente se encuentren más receptivos a hacer negocios, y evitarás esos retrasos que pueden producirse con un proveedor internacional.

Si necesitas ideas para repensar tu estrategia, puedes echar la vista atrás para conocer la evolución de las tiendas online. Puedes consultar la historia del ecommerce aquí.

5. Piensa alternativas de transporte

Lo ideal es no apostarlo todo a una única empresa de reparto, y menos en estos tiempos. Es posible que la tuya no te haya dado ningún problema hasta ahora y te ofrezca tarifas competitivas, pero su saturación en tiempo de incremento de demanda te puede afectar.

En muchas ocasiones, el éxito de un emprendedor se mide por la solidez de su plan B, lo que insta a tenerlo.

6. Invierte en marketing digital para cuidar a tu gente

Ojo: invertir en marketing digital no es sinónimo de tirar los precios para dinamizar las ventas. Para hacerlo, debes considerar qué tipo de producto vendes, qué descuentos sueles poner a disposición de tus clientes o cómo vas de stock. Si los productos online de tu tienda no están entre los más demandados, luego tienes bastante stock y sueles proponer descuentos, adelante. Pero con criterio.

Es momento de intentar establecer un vínculo con los clientes, enviando mensajes de apoyo, preocupándote por ellos y dando facilidades: gastos de envío gratuito, ampliación del plazo de devolución… Utiliza las redes sociales de tu tienda o la newsletter, y siembra para recoger mañana.

7. Potencia los productos de mayor consumo

A finales del mes de marzo, cuando en España apenas llevábamos dos semanas confinados, se registraba un aumento en las compras de libros, videojuegos y accesorios deportivos, hasta el punto de que varias tiendas online tuvieron que colgar el cartel virtual de “agotado”.

Si en tu tienda online estás vendiendo algo que se puede usar en casa y es capaz de proporcionar entretenimiento, es el momento de que lo promociones. Además de los productos mencionados, son sensibles al incremento de ventas los cosméticos, con los que promover un cuidado personal necesario; los artículos de cocina, con los que invitar a adquirir nuevas habilidades culinarias; los de decoración, para procurar el bienestar necesario dentro de casa, etc.

Se suele afirmar que las crisis también traen oportunidades, y en medio de la pandemia y las medidas de aislamiento que ha traído, tener una tienda online tiene sus ventajas. Pero claro, para que funcione bien hay que adaptarla a los tiempos que corren, y trabajar bien capítulos desde la seguridad hasta el marketing.

Fuente: http://ow.ly/wtdx30qFU3k

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *